martes, 6 de diciembre de 2016

NUEVAS TENDENCIAS DEL TURISMO

Estamos ya en Diciembre, el último mes del año, el mes de recoger lo que hemos ido sembrando a lo largo del año y también tiempo para los propósitos del año nuevo. A principio del mes de Noviembre, la Patronal hotelera se ha reunido con directores de hoteles y empresas del sector para definir las líneas de promoción turística de la isla y las nuevas medidas a tomar.

El 2016 se ha consolidado como un año de récords, y lo ha sido en muchos sentidos: récords en numero de turistas, en gastos en destino, y de mercados emisores. A principio del año, muchos "expertos" del sector hacían públicas sus preocupaciones para la posible salida de la Unión Europea de Reino UnidoEn Junio el Brexit se convirtió en realidad, pero esto no parece haber afectado mucho al turismo británico, tal y como ya os explicaba.

La semana pasada la Patronal Hotelera advertía de que esta fase de "bonanza" turística puede que llegue a su fin en próximo año. Y una vez más siento que debo posicionarme en contra de esta posición tan negativa para nuestra isla.

En estos últimos años, debido a la situación política internacional, Lanzarote ha recibido a turistas que nunca habían visitado la isla, y que han optado por un destino más seguro. Estos clientes han descubierto un nuevo mundo, sus experiencias serán más importantes para la promoción de la isla que muchos proyectos y planes de marketing que puedan hacer las instituciones. El boca a boca será - como siempre - la mejor herramienta de marketing.

En estos últimos años, Lanzarote ha conocido también el auge de
nuevos mercados emisores: italianos, franceses, suizos y nórdicos son los "nuevos" turistas que visitan nuestra isla. Hasta hace pocos años, Lanzarote era una gran desconocida en estos países. 
Las aerolíneas han potenciado las conexiones entre Lanzarote y estos países: se han inaugurado nuevas rutas y vuelos directos que han animado a los viajeros a elegir Lanzarote para sus vacaciones.

Una vez llegados a destinos, hemos sido capaces de ofrecer algo más que sol y playa, y esto es un gran avance en la promoción local. Estos nuevos visitantes de Lanzarote pueden encontrar sol y playa en otros destinos, pero el clima, el paisaje casi lunar, actividades de senderismo en un enclave único, no se encuentran en otros lugares.

Por eso creo que las previsiones de la Patronal son algo exageradas aunque sea verdad que el turismo no tiene memoria y se mueve por impulso. Esto quiere decir que, cuando haya un largo periodo de tiempo sin atentados en países como Egipto y Turquía, los viajeros empezarán a moverse una vez más hacia estos lugares. Y estos destinos ya están empezando su nueva promoción turística. 

Pero las emociones juegan un papel importante en la promoción directa de un destino. Si hemos sabido aprovechar estos últimos años de boom turístico, entonces no deberíamos preocuparnos de la situación externa. Un cliente contento siempre volverá a un destino, aunque con menor frecuencia; pero sobretodo recomendará el destino. Y esto es lo más importante.

Si hacemos bien nuestros deberes, entonces no debemos de preocuparnos por la afluencia. Debemos seguir trabajando en la mejora del destino, en ofrecer actividades de calidad, respetuosas con el medio ambiente y potenciando la sostenibilidad, porque éstos son los nuevos sentimientos que guiarán a los turistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario