martes, 1 de noviembre de 2016

LOS ENCLAVES ARQUEOLÓGICOS DE LANZAROTE

Hace pocas semanas, la consejería de Turismo de Canarias defendió en el Parlamento autonómico unos proyectos para rehabilitar las zonas arqueológicas de la isla de Lanzarote. 
Al leer la noticia me alegré mucho porque me dí cuenta que desde las instituciones se está trabajando para cambiar el modelo turístico de la isla.

Recuperar las zonas arqueológicas, es recuperar los orígenes de la cultura local, es difundir las tradiciones y promocionar la historia de la isla. Aunque se trate de un territorio históricamente joven respeto a otros lugares de España o europeos, estos yacimientos no dejan de tener importancia para el patrimonio cultural e histórico de la isla. Significa entender el presente conociendo el pasado . 

Los enclaves arqueológicos en cuestión son los de San Marcial del Rubicón en el sur, y el de Zonzamas en la zona centro-norte de la isla. Hace poco más de un año, participé en una excursión de senderismo por el valle del Fenauso, en el municipio de Yaiza. Ahí he podido ver en primera persona los restos de construcciones de las primeras poblaciones locales. También había pozos de agua en las laderas de los volcanes, claro ejemplo de cómo se ingeniaban los primeros habitantes de la isla para abastecerse de agua, un bien tan importante y tan escaso ya en aquel entonces. 

Dentro del territorio de San Marcial del Rubicón
 y en Los Ajaches, viven especies protegidas

El Ayuntamiento de Yaiza ya ha empezado hace años la rehabilitación de este lugar históricamente importante, siendo el primer asentamiento de la isla. Actualmente hay una ruta de senderismo, de fácil acceso que empieza en el Los Ajaches y que llega hasta Femés. 
Los primeros habitantes de la isla eligieron esta zona como asentamiento permanente porque era un enclave que le permitía cultivar la tierra, tenía pozos para abastecer la población con agua y se encontraba cerca de la costa  pero reparado de posibles ataques provenientes del mar. Aquí también se construyó la primera iglesia de Lanzarote y de Canarias, que estuvo vigente hasta la llegada de los franco-normanos provenientes de Gran Canarias y que desplazaron la diócesis en la actual localidad de Femés (el patrón de Femes es. hoy en día, San Marcial).

El segundo enclave arqueológico del que habla la consejera de Turismo es el de Zonzamas, en la localidad de Tahiche, dentro del termino municipal de Teguise. En este caso se trata de un asentamiento pre-hispánico, históricamente algo más reciente que el anterior, pero no por eso menos importante.
El poblado de Zonzamas nos aclara y nos da información de los primeros habitantes "guanches" de la isla; nos permite entender su estructura jerárquica y sus tradiciones. El poblado de Zonzamas también nos enseña la peculiar cultura arquitectónica de los guanches; este yacimiento está rodeado por una gran muralla circular dentro de la cual se hallan hasta 5 construcciones subterráneas.  Es aquí que encontramos las famosas "casas hondas" típicas de la época. Se trata de construcciones de una planta por debajo del nivel del suelo.
Hace poco más de un año se han encontrado nuevos restos arqueológicos dentro del recinto de Zonzamas; esto nos hace entender la importancia de seguir rehabilitando y potenciando estos enclaves. No solamente se pueden convertir en un punto de interés turistico-cultural, sino que nos pueden dar más información acerca del pasado de la isla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario