viernes, 4 de noviembre de 2016

BUCEAR EN LANZAROTE

Lanzarote no es solamente un destino de sol y playa, esto creo está quedando ya claro en este blog. Son varias las actividades que se pueden realizar en la isla a parte de tumbarse en la playa o en las piscinas de los complejos turísticos.


Es indudable que muchas de estas actividades estén estrictamente relacionadas con el mar, siendo Lanzarote una isla de solo en medio del Atlántico, y una de ellas es el buceo. Hace tan solo unas semana, la Conserjería de Turismo de Canarias fomentaba las actividades relacionadas al buceo en todo el archipiélago y la fotografía submarina.

Gran parte del territorio de Lanzarote es considerado Reserva Marina, y en ella viven centenares de especies en vía de extinción, sobre todo en el estrecho de La Bocayna (el trozo de mar entre las islas de Lanzarote y Fuerteventura) y en el entorno del Archipiélago Chinijo (la zona norte de la isla de Lanzarote). Las aguas que rodean a la isla de Lanzarote son denominadas por los amantes del mundo submarino como océano de fuego, por la gran variedad de especies tanto de flora como de fauna marina. La pureza de las aguas, el clima, la falta de contaminación marina (y no sólo terrestre) permiten que en los fondos del océano se desarrolle un auténtico paraíso submarino.

Son muchas las empresas que se dedican a esta actividad submarina y, al igual que hemos recomendado en relación a los quads, aquí también es importantes confiar en empresas que posean licencia para el desarrollo de actividades submarinas; son estas empresas que permiten disfrutar de los fondos marinos de Lanzarote respetando al mismo tiempo el hábitat de estas especies protegidas. La pesca submarina, sin una licencia y sin permisos, es un acto de barbarie hacia un destino de buceo en auge que presenta un territorio y ecosistemas frágiles y únicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario