martes, 5 de julio de 2016

SALINAS DEL JANUBIO

Viviendo en unas islas, aislados del resto del continente, los aborígenes canarios – los guanches – aprendieron a utilizar los recursos que les ofrecía la Madre Naturaleza, y a vivir de ellos. Lo hicieron con el gofio en el sector de la agricultura y con las actividades relacionadas con el mar y la pesca. Entre estas últimas actividades, se incluye la extracción de la sal, el oro blanco de Canarias.
salinas del Janubio
Las salinas canarias son, hoy en día, un ecosistema único y peculiar, como es el caso de las Salinas del Janubio, en la zona sur de Lanzarote, en el municipio de Yaiza. A ellas se llega por la misma carretera que lleva a la zona de Los Hervideros y al Golfo.
El funcionamiento de las salinas es muy sencillo: se aprovechan las mareas más altas del año; el agua del mar llega hasta unos pequeños charcos construidos artificialmente y de ahí, con el calor, el agua evapora dejando solamente unas piedrecitas de sal.
Las Salinas del Janubio fueron declaradas por la Unión Europea espacisalinas del Janubioo natural protegido y son unas de las pocas salinas canarias que aún siguen funcionando. Fueron construidas en el año 1865 y concilian características paisajísticas, naturales y ecológicas únicas: se sitúan en una laguna de origen volcánica y son rodeadas por los volcanes del Parque Natural del Timanfaya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario