lunes, 11 de julio de 2016

EN SAN BARTOLOMÉ



Cuando hace unos años empecé en mi proyecto de promoción de los rincones menos conocidos de la isla, mi primera idea fue la de encontrar un lugar que permitiese conocer la cultura y las tradiciones isleñas. Y no fue difícil encontrarlo; muy breve fue la búsqueda, pero muy grande la emoción de visitar esa casona en el corazón de la isla (en el municipio de San Bartolomé) que es sede del Museo Etnografico Tanit, el sitio perfecto para conocer la isla y sus habitantes.
El museo representa un camino en el tiempo, desde el pasado más lejano hasta los tiempos modernos. Por toda la casona se respira un aire especial, un aire que permite vivir en primera persona una experiencia única.
El recorrido es quizás un poco caótico, las salas, los estantes, los pasillos están llenos de utensilios, maquinarias, recortes de periódicos, y todo lo relacionado con la cultura, la sociedad, el día a día de los habitantes de Lanzarote. La persona encargada de guiar a los visitantes durante la visita, explica minuciosamente todo los detalles de cada objeto, informa de anécdotas y curiosidades relativas a cada una de las maquinarias y a cada uno de los centenares de utensilios (de agricultura sobre todo).
Desde la segunda planta de la casona, asomándose al balcón de una de las salas, puedes apreciar unas vistas fantásticas a la bahía de Arrecife.
En una de las salas de la planta baja, también se organizan exposiciones artísticas permanentes y/o transitorias de artistas locales. El objetivo principal de estas exposiciones refleja el objetivo general del museo: dar a conocer, promocionar y valorizar la cultura y las tradiciones locales, mismo objetivo de la celebración del Dia Internacional del Turismo del 2014, que se celebra todos los años el 27 de Septiembre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario