jueves, 7 de julio de 2016

LAS BREÑAS

Hace unos días iba a Arrecife  y decidí cambiar la ruta que suelo hacer. En lugar de ir por la carretera principal, por la autovía Arrecife-Playa Blanca, quise ir por Femés y, justo antes de empezar la cuesta que lleva desde Playa Blanca a Femés, giré hacia Maciot y Las Breñas, un recorrido que en los tantos años que vivo en la isla, nunca había hecho. Y ¡qué bonita sorpresa! Otras veces había llegado a Las Breñas, pero desde Yaiza, nunca desde la zona de Maciot: todo un encanto.
Situada entre los pueblos de Playa Blanca y Femés, en el municipio de Yaiza, nos encontramos con esta pequeña aldea: nada turístico en este mágico rincón de Lanzarote, pero un gran patrimonio natural desconocido y espectacular a la vez.
Su ubicación es única, y sus vistas guardan una magia exclusiva: si miramos hacia el norte nos encontramos los volcanes del Parque del Timanfaya, con su caracteristico color rojizo; dirigiendo la mirada hacia el oeste apreciaremos Las Salinas de Janubio y hacia el sur toda la costa de Playa Blanca, desde Papagayo hasta Faro Pechiguera, y con Fuerteventura y Los Lobos como fondo.
Las vistas desde Las Breñas: únicas al atardecer

Las Breñas es un pueblo pequeño sureño de Lanzarote donde, además de las vistas, puedes conocer y apreciar la cotidianeidad de la vida rural de la isla: los habitantes de esta pequeña aldea viven de la agricultura y de la ganadería y sus productos los puedes encontrar en los varios mercadillos isleños: el de Uga, pero también el de Arrecife, los sábados en la Plaza de San Ginés.
Mirando a los volcanes desde Las Breñas
La vida en Las Breñas transcurre lentamente, sus habitantes disfrutan de la calma y de la tranquilidad que se respira en este rincón mágico de Lanzarote, uno de los miles de lugares pocos conocidos desde el punto de vista turístico, pero que nada tienen que envidiar a los sitios más promocionados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario