martes, 12 de julio de 2016

LAGOMAR

En los años ’70, cuando Cesar Manrique ya empezaba a hacer de Lanzarote el lugar más bonito del planeta, el actor Omar Sharif quedaba echizado por los encantos de esta tierra.
El actor visitó lo que ahora es una casa mueso, conocida como Lagomar: una casa construida en las laderas de uno de los miles de volcanes de la isla. Situada en el norte de la isla, en un pequeño pueblo llamado Nazaret, a pocos kilómetros de la villa de Teguise y de Tahiche.
Omar Sharif quedó fascinado por la arquitectura de la casa, y acabó comprándola. Años más tarde, San Benady, conociendo la reputación de Sharif como jugador lo desafió a jugar al Bridge: se jugaban la misma casa. Sharif perdió la apuesta y su maravillosa casa-cueva.

100_1690
Gracias a los consejos de artistas locales, los arquitectos Dominik von Boettinger y Beatriz van Hoff, tras haber comprado la casa, iniciaron los últimos trabajo de desarrollo de la misma.
Hoy en día es un restaurante y un bar de copa de primera calidad. Sentado en una de las mesas del restaurante disfrutarás de una riquísima comida local al mismo tiempo que alegrarás la vista con un panorama único: un lago artificial (de aquí el nombre de la casa museo) entre cuevas y túneles, rodeado de cactus y palmeras. El blanco de las paredes de la cueva hace de fondo a un panorama donde predominan el azul clarisimo de las aguas del lago que se junta al azul del cielo y se une al verde de la flora autóctona que decora todo el interior de la cueva.
Un consejo: visita la casa a la hora del atardecer: podrás así disfrutar de un panorama y de unas vistas irrepetibles.
100_1689
Para entender la belleza del sitio hay que ir ahí, ser victima de la magia arquitectónica que envuelve el sitio, y al mismo tiempo convertirse en protagonista de una experiencia única e inolvidable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario