lunes, 11 de julio de 2016

EL MERCADILLO DE TEGUISE

100_1881
Castillo de Santa Barbara, sede del Museo de la Piratería
En Lanzarote, todo el mundo la conoce como La Villa porque, hasta el 1847 era la capital insular, el centro neuralgico de la isla. 
Estoy hablando de Teguise, pequeña ciudad que recuerda las aldeas medieval y que se situa en la zona centro-norte de la isla, a los pies de la Caldera de Guanapay, considerada en los años 80 Conjunto Arquitectónico Histórico-Artístico. 
Si durante toda la semana Teguise es una pequeña ciudad tranquila y su vida se desarrolla en el silencio natural entre los volcanes y el mar, los domingos todo cambia radicalmente.
100_1877
Miles de personas, turistas y residentes, se trasladan a “La Villa”, para visitar su mercadillo artesanal. Decenas de vendedores y artesanos locales ofrecen sus productos, frutos de la tierra y de sus habilidades artesanales.

100_1878
Es un recorrido por todas las calles y callejuelas de Teguise, hay quien pone su mercancía en el interior de edificios históricos, algunos de ellos considerados de interés artístico y cultural.
En la plaza de la Iglesia, en el corazón del mercadillo, encontrarás grupos locales que deleitan a turistas y residentes con canciones y bailes de la tradición lanzaroteña.
En la parte alta del mercadillo, podrás ver agricultores y pastores locales que traen hasta el mercadillo sus productos  y ganados, para el deleite de los más pequeños y no solo.
Aquí puedes saborear bollería local y casera, frutas, verduras, quesos, huevos de granjas locales, y más.
Un domingo diferente en una "villa" diferente y única.

No hay comentarios:

Publicar un comentario