lunes, 11 de julio de 2016

EL CLIMA EN LANZAROTE Y SUS MICROCLIMAS

Hace unos pocos artículos, os comentaba que Lanzarote es la isla con el mejor clima del mundo. Hoy vamos a ver con más detalles el porqué de esta definición.
Desde el punto de vista climático Lanzarote se caracteriza por un clima seco. Si echamos un vistazo a la media de las temperaturas a lo largo de todo el año, entenderemos porqué Lanzarote es definida  también como la isla de la primavera eterna. La media anual es de 22º, las temperaturas nocturnas raramente bajan de los 13º en invierno y de los 20º en verano.
Lo que si nunca falta en la isla es el viento: de moderado a fuerte según la época del año. Los meses de julio y septiembre, a pesar de ser de los más calurosos, son también los meses del año durante los cuales el viento sopla con más fuerza.
Sin duda alguna, entre los principales destinos turísticos, la zona más ventosa de la isla es Costa Teguise, seguida por Playa Blancaquizás debido a su ubicación Puerto del Carmen es menos ventosa.
Las lluvias en Lanzarote brillan por su ausencia aunque eso no quiere decir que no llueva en la isla, sino que las temporadas de lluvia son escasas. Los meses más lluviosos del año, en los que personalmente no aconsejo venir a la isla de vacaciones, son los meses de enero y febrero.
Pero si hay algo que destaca en la isla a la hora de hablar de clima no son precisamente las características antes mencionadas, sino la presencia de micro-climas, diversidad de clima a pocos km de diferencia. Cualquier día del año puede haber sol y ausencia de viento en la parte sur de la isla y, contemporáneamente, en el centro o en el norte podemos presenciar una tormenta o simplemente una variación considerable de las temperaturas. Incluso, dentro del mismo pueblo o de la misma ciudad es posible que esté lloviendo en la zona este y haga sol en la parte oeste.
Otra característica del clima lanzaroteño es la calima, viento muy cálido proveniente del Sahara que lleva consigo pequeñas partículas de polvo. Durante los días de calima (normalmente no suelen ser más de 5 días seguidos), además de tener altas temperaturas (hasta los 40º y más en algunos puntos de la isla) toda la isla se ve envuelta en una densa niebla de arena y polvo. Pero son solamente unos pocos días al año, nunca en las mismas fechas, así que resulta algo dificil saber cuándo llegarán esos fatídicos días de calima.
El clima, la presencia de micro-clima y todas las características descrita en este post, son una prueba más de la peculiaridad de la isla de Lanzarote, su seña distintiva, que convierte esta isla en un destino turístico único.

No hay comentarios:

Publicar un comentario