miércoles, 29 de junio de 2016

LOS AJACHES: LA AVENTURA TE ESTÁ LLAMANDO

Situado en la zona sur-este de Lanzarote, el Macizo de los Ajaches ha sido declarado Paraje Natural de Interés Nacional en 1987  y re-clasificado en 1994 como monumento natural.
Los Ajaches son una formación volcánica de más de 11 millones de años; antiguamente se estima que su altura fuese de más de 4000 metros, mientras que hoy en día no supera los 400 metros de altura. Esto es una prueba de la fuerte acción erosiva del viento, y se puede notar en la geomorfología de los actuales acantilados de la zona.
Efectos de la acción erosiva del viento y del agua en el macizo de los Ajaches
Acantilados en Los Ajaches

El parque de los Ajaches es hoy en día parte de la red de senderos turísticos y recreativos de Lanzarote, un proyecto cuyo objetivo es el de enriquecer la oferta de ocio de la isla con nuevas posibilidades de disfrute de paisajes.
Y es lo que me animó a aventurarme por este camino: quería hacer algo diferente en mi día de descanso laboral y al mismo tiempo conocer nuevos rincones paisajisticos de Lanzarote.
Empecé mi aventura desde las Playas de Papagayo con la intención de llegar hasta Playa Quemada, un camino largo pero al mismo tiempo atractivo y único. Desafortunadamente debido a las condiciones atmosféricas (empezó a llover) tuve que volver atrás después de haber caminado por más de una hora y media. Vistas las caracteristicas del camino, no es aconsejable aventurarse acompañados de lluvia o fuertes vientos!!!
Pero este imprevisto no me ha impedido disfrutar del paisaje, ni de la naturaleza. Hasta donde he podido llegar la dificultad del sendero es baja, de fácil acceso para cualquier adulto provisto de bebidas, algo de comida ligera y con muchos azucares, gorras, crema solar. El pequeño esfuerzo merece la pena.
Cuando ya entras en la zona de Papagayo notas una simbiosis completa con la naturaleza; no hay nadie alrededor, solo la inmensa y espectacular combinación de flora y fauna autóctona. El silencio es el elemento predominante en este camino, un silencio que inspira tranquilidad y serenidad y que te anima a seguir adelante en el camino.
Gaviotas y pájaros autóctonos son los principales habitantes de esta zona

Vistas a la montaña de Femés: nubes negras al horizonteHay dos caminos hasta Playa Quemada: uno (el camino oficial) que te lleva primero hasta Femés para luego volver a bajar hasta la meta. Este recorrido está perfectamente señalizado, y la dificultad es un poco más elevada que el otro, el que yo elegí. En  éste caminas prácticamente bordeando la costa sureste de la isla, un camino quizás poco recomendable para aquellas personas que sufren de vértigo, pero un camino que te permite disfrutar de unas vistas de los acantilados y de las cercanas islas de Fuerteventura y Los Lobos de manera única y espectacular.

No hay palabras para describir las sensaciones y las emociones que tan maravilloso camino transmite. El poder estar a contacto directo, casi en simbiosis con la naturaleza, es algo que no nos pasa a menudo. Estás alejado de cualquier ruido de la ciudad, de todo tipo de estrés o agobio, te olvidas de todo, solamente piensas en el disfrute de los paisajes y de la aventura que estás viviendo.
Y si eres además un amante de la fotografía, pues entonces ésta es la actividad perfecta para ti. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario