miércoles, 29 de junio de 2016

LA LEY DE COMPETENCIA

Antes de vivir en Lanzarote, estuve doas años en Gran Canaria, otra isla del archipielago.
A parte de la diferencia de paisaje entre estas dos islas lo que llamó mi atención fue la ausencia - en Lanzarote - de grandes superficies comerciales y de marcas nacionales y/o internacionales. Esto porque hasta hace no muchos años aquí prevalía una extraña ley de mercado que prohibía la entrada en el mercado insular de grandes cadenas nacionales e internacionales de alimentación. Es la que se conoce como ley de competencia.
El motivo de esta extraña ley era la preservación de los productos autoctonos, una idea que - si por un lado merece toda la aprobación del mundo - por el otro limita mucho el consumo. No hay que olvidar que Lanzarote es una isla multicultural, donde residen peninsulares, europeos, suramericanos y africanos. Toda esta gente, aún apreciando seguramente los productos locales, quería sin embargo seguir disfrutando de los sabores de su Tierra.
Y hace ahora unos 7 años, entró en la isla la primera cadena de alimentación extranjera (en este caso, alemana), y desde entonces el mercado insular ha abierto por fin sus puertas al mercado internacional. Y bienvenida sea la abrogación de esta ley. 
Las actuales cadenas alimenticias venden productos foráneos pero también autóctonos. Y esta apertura se ha extendido a otras áreas, como el sector de la moda y del deporte. Poco a poco, los centros comerciales insulares están abriendo tiendas de reconocidas marcas internacionales, y se están creando nuevos parques y zonas de comercio y ocio.
Actualmente, tras la apertura de diferentes centros de alimentación, se está construyendo en la capital Arrecife, una zona comercial que prevee la creación de grandes superficies de compras, del sector deportivo y de la alimentación.
Es una buena noticia para la isla de Lanzarote, porque no solamente se abre al mundo, pero también (y quizás sea el aspecto más importante) crea nuevos puestos de trabajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario